“Quien cree que puede cambiar cambiará”: herramientas de PNL para lograr tu objetivo

Actualmente estamos rodeados de hombres y mujeres fitness, personas delgadas o con características físicas que nos gustaría tener y que decir del sin fin de productos “milagro” (pastillas, fajas, cremas reductivas, dietas o rutinas de ejercicio maratónicas) que vuelven más complicado iniciar un verdadero cambio.

En algún momento de mi vida sentí que no podría tener el cuerpo que soñaba, pues estaba cómoda comiendo lo que quería, descansando en mis tiempos libres y llevando un estilo de vida por completo diferente al de ahora.

Pensemos, ¿Quién nos enseña el proceso para lograr nuestro objetivo? Yo te aseguro que tú cuentas con las herramientas suficientes para obtener ese cambio, solo te falta identificarlas. ¡Recuerda que tú eres el mejor ingeniero de tu vida!

La vida te tiene grandes oportunidades, y en lo personal, me gusta llamarlos “regalos” que, si estás abierto al conocimiento, estos pueden presentarse de diversas formas como objetos, lecturas y hasta personas.

No pretendo marearte con explicaciones rebuscadas, pero si te voy a compartir lo que con base en mi experiencia de vida y el estudiar y comprender la Programación Neurolingüística (PNL) ha fortalecido mi actuar.

¿Estás dispuesto o dispuesta a lograrlo?

Sí continúas leyendo esto, es señal de que lo estás logrando y es así como yo te demuestro que lo estoy logrando contigo… ¡y ahora, lo haremos juntos!

¿Cuáles son las herramientas que posees? y ¿Cuáles utilizarás para llegar a tu meta?

Seguro en algún momento de tu vida leíste o escuchaste esta frase: “Quien cree que puede cambiar cambiará”.

¿Sabías que los pensamientos tienen mucho poder? te diré que el poder para bajar de peso, llegar a ser fit o tener una vida Healthy comienza en tu mente, en la calidad de tus pensamientos. Te propongo que cuando lleguen a tu mente pensamientos negativos, pares e identifiques de donde surgen para que puedas adoptar una nueva perspectiva.

Quienes nos dejaron este sistema son dos personas maravillosas llamadas Richard Bander y John Grinder, padres de la PNL que juntos llegaron a la conclusión que el cerebro es como una computadora que se programa por medio del lenguaje y reaccionamos de acuerdo a esa programación, sí cambiamos esa programación empezamos a responder de manera diferente.

El sistema de PNL nos permite entender la forma en que percibimos a través de los sentidos, como organizamos esas percepciones de acuerdo a nuestras experiencias previas y a nuestros propios filtros, nos ayuda a modificar y programar nuestras respuestas encaminándolas a mejorar nuestra calidad de vida, así como nuestros hábitos mentales y conductuales.

Trabajar con la mente, requiere de un proceso interno:

“No es posible cambiar lo que ocurre en nuestra realidad, ni las conductas de las personas con las que nos relacionamos, pero si podemos cambiar la percepción de estos hechos”

Significa que yo no puedo cambiar a las personas que están a mi alrededor (incluyendo mi familia), ponerlos a dieta o que me acompañen a mis rutinas de ejercicio, tampoco podré cambiar sus hábitos en ningún sentido, pero te tengo una respuesta, ¡TÚ SI PUEDES MEJORAR!

Hoy en día puedo ver aquella comida que antes comía con mi familia o mis amigos de una manera respetuosa, hoy yo decido seguir mi plan alimenticio porque soy consciente de que mi salud es primero, tengo identificada mi meta y sé que una vez lograda también podré cumplirme antojos cada cierto periodo.

Por lo tanto, aprender a reconocer nuestros pensamientos y adoptando nuevas respuestas que nos permitan obtener mejores resultados.

Ejemplo: “Tengo mucho antojo de un chocolate”, cambiar este pensamiento a “Soy capaz de cumplir con mis nuevos hábitos alimenticios para alcanzar mi meta”.

Ahora bien, te dejaré un par de preguntas para que comiences a reflexionar:

¿Qué pasaría sí comes una manzana en lugar de un pastel?

¿Qué pasaría si decides manejar tu ansiedad comiendo algo sano?

La vida que tienes actualmente es el resultado de las decisiones que has tomado en el pasado. A cada paso nos encontramos con situaciones cambiantes y nos vemos en la necesidad de elegir que hacer para enfrentarlas; las decisiones tomadas son las que definen el éxito o el fracaso.

Recuerda que sí posponemos esta toma de decisiones, pueden producirse emociones negativas como confusión, dudas, ansiedad y en ocasiones culpa, por lo que debe aprender a enfrentar la situación y tomar una nueva acción evitando así dar vueltas mentalmente que solo pueden complicarla.

TIP: todo este proceso requiere flexibilidad y evaluación periódica de los efectos de la decisión adoptada; ¡Sí algo no te funciona, cámbialo!

Hablemos de creencias:

Cuando tienes alguna creencia, difícilmente una evidencia ambiental o conductual  la cambiará, pues las creencias no están basadas en la realidad. Las creencias tratan de cosas que nadie puede saber a ciencia cierta. Sí alguien tiene una enfermedad terminal no sabe si va a recuperarse. No hay una realidad presente que garantice su recuperación.

La actitud y las creencias positivas pueden mejorar la salud. Un ejemplo de ello es la risoterapia, impartida en hospitales para los enfermemos. La actitud y las creencias positivas pueden mejorar la salud en casos de enfermedades muy graves.

Un estudio de Harvard señaló que las personas que deseaban adelgazar vieron resultados positivos ya que realmente consideraban que estaban preparados para adelgazar. El pensamiento de estas personas hizo la diferencia.

¿Estás preparado o preparada para cambiar y hacer todo lo necesario para lograrlo?

“El éxito personal está en mostrar congruencia entre lo que se es, se cree y se hace”.

A continuación te comparto una herramientas de seis que implemento en mi taller para tu transformación, es muy importante que lo escribas a mano:

·         Escribe 5 creencias clave que te han limitado en el pasado.

·         Escribe 5 creencias positivas que te podrían servir para alcanzar lo que ahora serán tus máximos objetivos.

Si consideras que no estás logrando los resultados deseados para adelgazar o tener un estilo de vida Healthy contesta las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál sería mi creencia para alcanzar mi peso adecuado?

2. ¿Quién ya está teniendo éxito en este ámbito y que creen esas personas acerca de lo que es posible?

3. ¿Cuál sería mi creencia para alcanzar mi meta?

4. ¿Cuál sería mi creencia para dejar de sentirme cómo me siento?

Analiza tus respuestas y cambia tu pensamiento.

Para más información contácteme por WhatsApp, sé que lograrás un verdadero cambio!

Para ese cambio, te regalo un 50% de descuento en la inscripción a mi taller, manda un WhatsApp con una captura del blog y listo!

Me despido agradeciéndote por haberme leído, sin duda estás en el camino correcto para tu transformación… Felicidades!!!

Write a comment

Abrir chat